viernes, 4 de junio de 2010

5. Realizar un primer expurgo


Antes de empezar con el tratamiento técnico del documento, resultará interesante hacer un expurgo del fondo.
La biblioteca escolar ha de tener un fondo actualizado, moderno y adecuado a sus usuarios.
Los libros obsoletos que no se adecuen a los gustos de nuestros lectores son una mala política bibliotecaria, y una buena razón para dejar de interesarse por la lectura.

Materiales susceptibles de expurgo:

Publicaciones antiguas (revistas, monográficos, suplementos, guías informativas...).
Materiales repetidos, salvo grupos de libros del mismo título con los que se pueden crear una sección para fomento de la lectura, trabajo en grupo...
Documentos de información poco relevante o escaso interés, no actualizados.
Fondos de poca calidad informativa (propuestas, documentos de debate, boletines, etc.), poco elaborados informacionalmente.
Documentos deteriorados, rotos o desgastados con dificultades para su restauración.
Material en formato antiguo y en desuso (disquetes de, vinilos, sistema beta, casetes...).

No tirarlos ni donarlos hasta acabar todo el proceso, se puede cambiar de opinión. Comprobar que el documento pertenece a la etapa educativa del alumnado del centro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada